La afición del Espanyol dio una autentica lección de amor por unos colores el pasado domingo en Villarreal donde más de 3.000 pericos animaron al equipo sin descanso, y todo ello pese a la lluvia que cayó durante toda la jornada. Pero ese partido ya es historia y una vez acabado el partido de Copa contra la Real Sociedad el espanyolismo tiene entre ceja y ceja un nuevo objetivo: Athletic Club de Bilbao.

Para el partido del sábado el club ha vendido ya 2.500 entradas, por lo que se espera una gran entrada en el RCDE Stadium, cabe destacar que quedan días todavía para que esa cifra aumente de forma considerable. Se espera que más de 25.000 espectadores estén en las gradas del templo perico para llevar en volandas a los nuestros hacía una victoria muy importante para seguir remontando posiciones.

Dejar un comentario