El nombre de Delfines surgió a finales de los 60. Existía la delantera de los llamados “Los Magníficos” del Real Zaragoza,  y a un cronista del diario deportivo Dicen, J. M. Ducamp, le pareció que si a ellos se les consideraba los reyes, los del Espanyol serían sus herederos, y los bautizó con el nombre de “los delfines”, haciendo alusión al sucesor al trono de Francia que recibía ese nombre. 

Los cinco delfines eran:  Amas, Rodilla, Re, Marcial y José María. Todos veloces, con  buen tiro a puerta y  sobre todo con una muy buena compenetración, lo que ayudaba a que marcaran muchos goles. Tanto es así que en la temporada del 66-67 el Espanyol finalizó en tercera posición. Más adelante, se unió al grupo el sexto delfín: Ramón Miralles.  

Dejar un comentario