Tanto en estas mismas líneas como en “Pericos en Radio Marca” me he hartado de repetir estas últimas semanas que el cierre del mercado nos iba a traer algún disgusto y que algunos de las piezas más apetecibles de nuestra plantilla iban a marcharse. Pues bien… no ha sido así y es de justicia tanto admitir mi error -en cualquier caso motivado tanto por fuentes normalmente bien informadas como por algunos movimientos de futbolistas que indicaban que algo había- como felicitar a la directiva por haber sabido retener a esos futbolistas a los que ya veíamos más fuera que dentro.

Estaría bien saber, eso sí, si lo que ha pasado realmente es que no ha llegado ninguna oferta interesante por RDT y demás o si han llegado y se ha peleado desde las plantas nobles. En cualquier caso seguimos contando a De Tomás, a Embarba, a Cabrera… y es una muy buena noticia.

Al final solamente Marc Roca se ha marchado, confirmando ese interés del Bayern que hacía ya tiempo que sonaba y dejando un dinero que no es una fortuna pero no le vendrá nada mal al club. El de la Granada de Penedés, además, se marcha con elegancia, sin una mala palabra ni un mal gesto y cargado de sentimiento perico. Es verdad que Marc, como todos sus compañeros, no estuvo en su mejor momento durante la temporada anterior pero eso no quita que el chaval se merece toda la suerte y que el hecho de que un futbolista de la casa acabe en el que -en este momento- es el mejor equipo del mundo debe de hacernos sentir orgullosos.

Solventada esta circunstancia queda ahora por descubrir la otra parte de la incógnita; si tendremos un RdT motivado y entregado a la causa o el suyo será un deambular anodino por la primera fase pensando ya en repetir el “ni contigo ni sin ti” cuando llegue la ventana del mercado de invierno. En la mano de Vicente Moreno estará motivarlo y hacerle sentir importante porque Raúl puede, en su mejor versión, convertirse en el eje ascensor a Primera.

Por otra parte, a algunos futbolistas -sobre todo a los que con su pobre rendimiento nos llevaron a la SmartBank hace unos meses- la falta de ofertas les habrá servido de recordatorio de que ahora, les cueste o no asumirlo, son futbolistas de Segunda División y supongo que ya se habrán dado cuenta de que cuando un club desciende de categoría también lo hacen ellos y su cotización.

Llegados a este punto y aunque el equipo se encuentra segundo y con todas las opciones de asaltar el liderato sigo diciendo que no me gusta lo que veo. Es verdad que se van sacando los partidos adelante pero al equipo le cuesta horrores generar juego, el centro del campo es inexistente -en buena parte debido a la desaparición en combate de Sergi Darder- y WuLei y RdT muestran una  preocupante desviación del punto de mira.

Siendo eso preocupante –tampoco sería justo olvidar que llevamos solamente 4 jornadas y que por tendencia natural en el deporte los futbolistas irán de menos a más– lo que más me preocupa es que empiezo a no entender a Vicente Moreno. Hasta ahora no me parece un entrenador que resuelva partidos con decisiones de banquillo. La sustitución de Monito Vargas, que estaba siendo el mejor y con diferencia ante el Sabadell, complicó más que ayudó y tengo la impresión de que aún no le ha cogido el tono al equipo ni a una idea de juego.

También para el Mister debe servir el argumento benevolente de las pocas jornadas transcurridas y la capacidad de mejora pero ésta debe notarse ya. En el próximo partido. Sin más excusas.

Hemos sufrido y mucho ante dos rivales de la zona baja de la tabla.

Mallorca, Rayo Vallecano, Fuenlabrada y Sporting comienzan ya a vislumbrarse como los rivales a batir. La cosa no va a ser nada fácil.

El “mercato” ha sido positivo.

Dejar un comentario