El maestro de cronistas pericos Manolo Cánovas siempre repite antes de un partido, a modo de mantra, que lo más importante es “portería a cero”. Yo siempre me había atrevido a discrepar un poco, por aquello de que a mí me daba bastante igual que me metieran cuatro si después mi equipo metía cinco. Sin embargo tengo que admitir que, como sabio que es, Cánovas tiene razón y lo que más me está gustando de este Espanyol tras las 5 primeras jornadas es su solidez defensiva y lo poco que vemos en la tele a Diego López.

Por ahora y con diferencia la zaga perica se está mostrando a un nivel muy alto, consolidando como uno de los mejores fichajes de la temporada a Calero, un verdadero valladar.

No hace falta, empero, ser un visionario para darse cuenta de que, aparte de la defensa, es cuando el eje López-Darder-RDT funciona que pasan cosas.

Eso fue justamente lo que ocurrió en la segunda mitad contra el Alcorcón y eso es lo que debe conseguir Vicente Moreno; que la columna vertebral siga motivada y con el punto de mira ajustado.

Cuando Darder está fino sabes que acabará filtrando algún buen pase y cuando RDT se pone en modo crack sabes también que tarde o temprano encontrará una y la enchufará dentro.

Otro dato esperanzador ha sido el buen arranque del “Monito” Vargas. Si el argentino mantiene esta verticalidad y agresividad demostrará porque se convirtió en uno de los futbolistas más prometedores de su país y porque, en su momento, fue considerado un fichaje “de campanillas” pese a su decepcionante rendimiento anterior.

Más allá de eso, lo paradójico es que esta buena noticia -no se si por la cosa de que el fútbol es así o más bien es porque yo soy así- se me antoja también y al mismo tiempo mala. Porque lo cierto es que cuando estos dos no están -y hasta ahora han estado poco- el equipo no rinde como debería esperarse de la enorme diferencia de calidad que lo separa del resto de rivales.

Admito que tengo debilidad por Wu-Lei pero es una sombra de lo que fue. Nadie duda de su compromiso y de sus ganas pero ha perdido la chispa.

Igual ocurre con el “Kaiser” López, al que se le nota que le faltan aún partidos para alcanzar su mejor nivel. En cuanto al resto de fichajes -hasta el momento- se muestran irregulares y hay que esperar a ver si mejoran lo que ya había.

Sí, ya se que vamos líderes y que -pese a todo- se controlan los partidos pero sigo pensando que el Espanyol sigue dando la imagen de un buen equipo de Segunda que juega en Segunda en vez de la de un equipo de Primera que juega circunstancialmente en Segunda.

Pese a todo lo anterior soy optimista; los planes de la dirección deportiva entienden que, por pura dinámica deportiva, el equipo ha de ir de menos a más con el objetivo -al finalizar la primera vuelta- de consolidar el liderato para asaltar el castillo del ascenso a mitad de la segunda.


Si eres un seguidor apasionado. Si te gusta estar informado de la actualidad blanquiazul. Si quieres recibir noticias del Espanyol al instante en tu WhatsApp. Voz Perica te las ofrece sin coste alguno. Pincha en este enlace

Dejar un comentario