Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ ha sido protagonista este pasado domingo en las páginas del diario ARA donde vuelve a hablar y lamentar su salida del Espanyol ya hace más de un año. Al ex entrenador del Espanyol no le fue bien en el Betis donde fue cesado cuando la temporada ya acababa. Rubi apuesta fuerte por Vicente Moreno.

El club tenía una hoja de ruta y no la quiso modificar. Quizás habría tocado dar un pequeño paso para movernos siempre en unas posiciones más altas y que no fuera un año sí y tres no. Pero como entrenador no soy nadie para decir que hay que cambiar los planes económicos. Se me dijo que era un año en el que en principio no se podía hacer una gran inversión, supongo que por los salarios acumulados de los años anteriores”, explica sobre su salida del club.

El ex entrenador del Espanyol afirma que el entonces director general deportivo, Óscar Perarnau, hizo todo lo que pudo para retenerlo “mantuve reuniones con Òscar Perarnau y creo que él hizo todo lo que pudo. Se desvivió para que yo pudiera continuar, pero había unos parámetros y unas ideas marcadas y no pudo ser. No sé si fue Chen quien no apostó suficientemente“, sentencia del míster de Vilassar de Mar.

Cuando se cocinó su marcha del Espanyol al Betis se aseguró que Rubi se iba por dinero al conjunto sevillano. El míster afirma que lo que el Betis le ofreció era lo mismo que cobraba en el Espanyol “sólo pedía que se me valorara más. Después de ver que esto no pasaba, que tampoco había la opción de mejorar la plantilla y la campaña que se inició contra mí, preferí marcharme para ver si me valoraban más en otro lugar. No era un tema económico, porque me ofrecían el mismo salario que al Espanyol“, afirma el ex míster de Espanyol y Betis.

Rubi apuesta fuerte por el trabajo de Vicente Moreno al frente del banquillo espanyolista y asegura que “Vicente Moreno y su cuerpo técnico, me han parecido un equipo muy bien preparado. Su Mallorca nos generó muchas dificultades el curso pasado por la dirección del equipo desde el banquillo. La idea de juego era valiente y atrevida. En Segunda también se puede jugar así. Lo demostramos con el Huesca, el Valladolid o el Girona“, sentencia Rubi, que ha comenzado el curso en el paro, pero seguirá de cerca al Espanyol, y reconoce que lo hará deseoso de que logre volver a Primera División.

Dejar un comentario