Cuando Quique Sánchez Flores habla del Espanyol se le nota dolido con la entidad, es una evidencia, sólo hace falta escucharle el tono agrio, desagradable, sin duda el técnico madrileño tiene una espina clavada de su paso por nuestro club. Destila soberbia cuando se refiere al Espanyol y este jueves por la noche en el Partidazo de COPE lo ha vuelto a hacer.

El madrileño defiende el trabajo que hizo él y los dos responsables del área deportiva con los que coincidió en el club, “me genera tristeza cuando no se acuerdan de gente que fue muy importante como Ángel Gómez, importantísimo en la confección de la plantilla. y Jordi Lardín, que en una situación precaria hizo que fuese gente importante como Granero, Sergio García, Hermoso, que fue quien lo vio … y no se habla de ellos en absoluto, este oscurantismo no la entiendo ni el concibo“, señala Quique.

El técnico madrileño vuelve a querer apuntarse el tanto del rendimiento del equipo de Rubi, “había donde seguir creciendo, y cuando nos vamos y en dos años el equipo ha hecho 52 puntos de media algo habremos hecho bien, no estaría todo mal“. Además celebra que algunos de los jugadores a los que hizo debutar con el primer equipo tengan ahora un protagonismo muy destacado en el equipo de Rubi, “me alegro de que los cinco chicos que debutaron, dos hayan ido a ligas importantes, que otros tres estén jugando, que la plantilla que se comenzó a formar hace tres años sea prácticamente la misma“, Quique en estado puro de egocentrismo.

Quique Sánchez Flores en COPE. Foto: @partidazocope

Dejar un comentario