Este jueves Quique Sánchez Flores ha pasado por los micrófonos de POL en Radio Marca, donde ha reiterado lo que ya ha dicho en muchas ocasiones, en su segunda temporada el proyecto sufrió un importante frenazo que acabó por “matar” la ilusión del entrenador, que además se vio obligado a dar explicaciones que no le correspondían.

La primera temporada fue buena, estábamos muy ilusionados“, el míster llega a asegurar en una de las últimas ruedas de prensa de esa temporada que el proyecto pinta muy bien, pero todo se viene abajo rápidamente. Lo primero que no gustó al técnico fue que Diego Reyes no siguiera de blanquiazul.

Cuando algo falla, es necesario que la gente lo sepa. Me hubiera gustado que se hubiese dicho públicamente que en el segundo año ya no íbamos a ser capaces de cumplir el proyecto“, ha señalado Quique Sánchez Flores, que pese a todo esto tiene claro que no tendría problema en volver al club “volvería si se dan las condiciones, que son respetar la figura del entrenador y cumplir con el proyecto“, ha remachado el míster madrileño.

Dejar un comentario