Pablo Machín vive los partidos al máximo, animando a sus jugadores, corrigiendo errores y alentando a la grada desde la banda, un puro nervio. Ayer al final su equipo fue reconocible, puso intensidad, garra y concentración durante los 90 minutos algo que el técnico perico resaltó en la rueda de prensa posterior.

Otra cosa que destacó Machín, la primera de hecho desde que se sentó en sala de prensa fue el papel de la afición, que no dejó de animar en ningún momento, ni cuando el Betis se puso por delante en el marcador en el minuto 3 de partido. El míster además de su agradecimiento ante la prensa quiso mandar un mensaje a través de sus redes sociales.

Dejar un comentario