Pablo Machín espera que, pese al poco tiempo que lleva al frente del grupo, el equipo recupere sus mejores sensaciones y sea capaz de sumar los tres primeros puntos en casa este curso. En ese sentido, el técnico asume que quiere ser fiel a sus ideas, pero lo que busca es “que se pueda ver al equipo que tanto los aficionados como yo queremos”.

No ignora que el partido ante el Villarreal “será complicado”, pero argumenta que “hemos de ser un equipo competitivo que tendrá que ir poco a poco. Todavía no hemos sumado ni un punto en casa. Vamos a ir a por los tres, pero para eso será fundamental estar metidos en el partido desde el inicio hasta el final”.

Reconoce que, por haber comenzado mal, “puede aparecer la desconfianza tanto en los futbolistas como en el entorno. Pero yo quiero que la afición se sienta imprescindible para conseguir las victorias. Los que no pueden dudar son los aficionados. Si todos ponemos el máximo y alentamos al equipo, estaremos más cerca de conseguir la victoria y seguro que la moral crecerá”.

Del Villarreal destaca que “tiene excelentes futbolistas” y que está compitiendo “francametne bien. Es un equipo con muchas virtudes y que cuenta con jugadores talentosos. Hemos de intentar minimizar su juego y tener mucha eficacia en las áreas”.

Por último, sobre la situación social que se está viviendo en Cataluña en esta última semana apunta que “nosotros no somos marcianos, pero tratamos de abstraernos un poco. Hemos de focalizar toda la energía en el partido de mañana. Creo que lo que todos los que estemos mañana en el estadio queremos es que gane el Espanyol. Hemos de poner todo el empeño en conseguir esa primera victoria”

Dejar un comentario