El director general deportivo del Espanyol, Óscar Perarnau, dio la cara en “Tiempo de Espanyol” donde repasó la actualidad deportiva del club, durante más de una hora de entrevista donde afirmó estar preocupado, triste y enfadado.

“Estoy triste, preocupado y enfadado. Muy triste porque veo sufrir a nivel interno a muchos compañeros y a muchos aficionados. Preocupado por las situaciones del primer equipo masculino y femenino. Y enfadado conmigo mismo porque hay algunas acciones y decisiones que se pueden mejorar. Todo esto se debe ir corrigiendo a nivel interno“, señaló Perarnau.

El director general deportivo cargó con la máxima responsabilidad por la situación deportiva del club, “yo soy el máximo responsable deportivo y asumo cualquier responsabilidad de todo tipo. El día a día lo lleva Rufete y yo permanentemente intento ayudarlo en todo, estar en contacto”, afirmó Perarnau durante la entrevista con Javier De Haro.

Sobre el cese de David Gallego asegura que le dolió tomar la decisión, “creo sinceramente que es un gran entrenador y no le ha salido bien. Si se trata de decisiones no acertadas hago cualquier tipo de autocrítica. Cesarlo nos dolió a todos. A mí personalmente me dolió mucho, era una apuesta muy bonita de la casa“.

Sobre el mercado de fichajes que se avecina reconoció que el club fichará, pero a su vez afirmó que no es sencillo hacerlo en esta época, “en los mercados de invierno es muy complicado fichar. Nos centramos en que un jugador cedido puede ser una buena opción. Nos puede dar para dos o tres futbolistas. Si viene alguien debe ser mejor o potenciar lo que hay ahora”, afirmó Perarnau.

Puedes escuchar la entrevista completa pinchando en este enlace

Foto: Javier De Haro

Dejar un comentario