Óscar Duarte que cayó lesionado de gravedad en Ipurua, sigue quemando etapas en su recuperación, ahora se encuentra visitando a su familia cosa que también le ayuda en el largo camino que le separa aún de los terrenos de juego.

El central por Costa Rica

Tras una primera fase de recuperación en la Dani Jarque, el futbolista se ha desplazado estos días a Centroamérica para continuar con su rehabilitación bajo la tutela de uno de los fisioterapeutas del club. Duarte estará hasta la próxima semana en casa de su madre, muy cerca de Managua, y continuará los próximos días en Costa Rica.

El defensa blanquiazul es una persona muy familiar, y asegura que estar con ellos unos días le sirve como inyección anímica para seguir afrontando más etapas de su larga recuperación.

Dobles sesiones de trabajo

“Estoy haciendo dobles sesiones de trabajo. Por las mañanas, entre unas cosas y otras, casi tres horas de gimnasio para fortalecer la zona afectada. Y por las tardes, sesiones mucho más específicas, con terapia manual y más activa en la casa de mi madre”, comenta Óscar Duarte.

El jugador asegura que la recuperación va muy bien 

El costarricense reconoce sentirse bien a estas alturas de la recuperación “gracias a Dios, la rodilla va muy bien. Cada vez me siento mejor. Noto que la respuesta a los esfuerzos es muy buena y eso me da mucha tranquilidad. Me encuentro muy cómodo en el nivel de trabajo que hemos alcanzado y me motiva para seguir aumentando el ritmo”

Sin pausa en busca de la recuperación

Óscar Duarte trabaja duro para volver cuanto antes a estar a disposición de Quique Sánchez Flores, ya ha pasado mucho tiempo desde su lesión en Ipurua y el central sólo piensa en volver a sumar para el equipo, el objetivo empieza a visualizarse, pero quedan todavía muchas sesiones de trabajo.

¡Fuerza, Mae!

 

Dejar un comentario