El espanyolismo se encuentra inmerso en un gran nubarrón que amenaza en acabar en tormenta, pero en medio de tanto negativismo emerge con fuerza la figura de un canterano que debutó en Liga en el Benito Villamarin. Se trata de Nico Melamed, un canterano que defiende los colores pericos desde los 12 años.

Este joven, que ya debutó en Europa League, se ha ganado a la hinchada espanyolista ya que antes de salir al césped del Villamarin besó el escudo del Espanyol, lo que sin lugar a dudas ha robado el corazón de una hinchada que se encuentra tan necesitada de referentes en los últimos tiempos.

Es el sexto jugador del filial que debuta con el primer equipo en la competición liguera en la presente temporada. Antes lo hicieron Pipa, Campuzano, Víctor Gómez, Soni y Lozano.

Melamed renovó por el Espanyol hace no mucho tiempo y prolongó su contrato hasta el 2023, con una cláusula de rescisión de 8 millones de euros. En este sentido cabe destacar que ya hace unos meses saltaron rumores del interés de varios clubes por hacerse con sus servicios.

Dejar un comentario