La ex portera del Espanyol, Mariajo Pons, ha relatado a través de sus redes sociales el drama que le ha  tocado vivir. Se ha quedado con un 20% de función en su mano derecha lo que lógicamente le impide seguir jugando a sus 36 años de edad.

En octubre de 2019 sufrió una grave lesión, arrancamiento de la falange distal del tercer dedo de la mano derecha, por lo que tuvo que pasar por quirófano. El club que la había renovado unos meses antes de esa lesión, ha decidido ahora prescindir de sus servicios.

Después de 10 meses de calvario… Dolor en la articulación, un dedo torcido, rigidez en los otros dedos… Resultado: mano 20% funcional y un contrato rescindido. Ahora a buscarse la vida…Estas cosas a día de hoy no deberían seguir pasando en el fútbol femenino“, ha denunciado a través de las redes sociales la ex guardameta perica.

 

 

Dejar un comentario