El Espanyol tendrá una nueva cita en los juzgados en los próximos meses y es que la ex portera, Mariajo Pons, denunciará al club por despido improcedente. Tras 20 años siendo portera, una lesión mal curada le ha dejado con sólo un 20% de movilidad en la mano.

El calvario de esta ex portera del Espanyol se alarga ya durante 11 meses, donde apenas puede mover su mano en su día a día. Mariajo durante este tiempo renovó con el Espanyol, pero hace unos días se encontró una desagradable sorpresa y es que el club le rescindió el contrato y le dijo que se buscará la vida.

“Me dijeron que ya no contaban conmigo, me pusieron el despido, me dijeron que me daban 3.000 euros y que me buscara la vida ya. Que si tenía cualquier problema con la mano que hablara con la mutua. Les dije no iba a firmar nada“, ha afirmado Mariajo en declaraciones a Antena 3.

La operación para volver a recuperar la movilidad en su mano cuesta 10.000 euros, cantidad que Mariajo considera que debe pagar el club perico.

Dejar un comentario