Un descenso a Segunda División además de un palo deportivo tremendo es un varapalo económico brutal, y todavía es ‘salvable’ si logras el ascenso a la primera oportunidad, de lo contrario el bofetón económico es ya sideral.

Centrándonos en las cifras que maneja el Espanyol para la próxima temporada, el club perico según informó ayer el Consejero Delegado, José María Durán, baraja un desplome económico del 50% con la perdida de categoría. El presupuesto con el que contará el Espanyol para encarar el próximo curso se sitúa entre los 48 y 50 millones de euros.

Durán reconoció en sala de prensa que “se ha preparado financiaramente al club para afrontar esta situación. Todos los recursos los concentraremos en el primer equipo“, señaló el Consejero Delegado en rueda de prensa. En este sentido también cabe destacar las palabras del subdirector general del club Mao, quien dejó claro que “el compromiso de Chen Yansheng no sólo al 100%, si no al 300%“.

Dejar un comentario