Las Secciones Deportivas Espanyol van viento en popa a toda vela, bajo el liderazgo de un perico incansable como Arnau Baqué, en estos momentos han logrado ya cuatro ascensos de cinco, a la espera de lo que suceda con el equipo de voley. Sin lugar a dudas un éxito rotundo que demuestra la vitalidad de este proyecto espanyolista.

El balonmano ha logrado el ascenso a Primera catalana, justo el mismo camino que han alcanzado en el baloncesto. El hockey patines, de Primera a Nacional catalana; el filial de hockey ha pasado a Segunda, y las de voleibol están a la espera de saber si alcanzan Primera catalana.

En declaraciones a La Vanguardia, el presidente Arnau Baqué ha manifestado su alto grado de satisfacción “de momento llevamos un pleno. Ahora tenemos pendiente el ascenso del equipo de voley, aunque la idea de la federación es reiniciar la competición a partir de junio o postergar lo que queda de temporada hasta septiembre, lo que sería una locura para planificar la siguiente”, señala Baqué.

Las Secciones Deportivas buscan algún tipo de colaboración o reconocimiento por parte del club, pero desde la salida de Roger Guasch en la dirección general del club todo se encuentra paralizado, y ahora son sabedores de que hasta que finalice la temporada de fútbol no esperan avances.

Nos gustaría pasar a tener el mismo escudo, vestir la misma ropa y, al fin y al cabo, tener la misma identidad que el Espanyol. Si conseguimos más ascensos, poder celebrarlos en el RCDE Stadium y que las redes sociales del club nos apoyen, como hacen con las peñas”, dejando claro que no necesitan ayuda económica por parte del club. El presupuesto de las Secciones es de unos 125.000 euros en estos momentos.

Dejar un comentario