El ex director deportivo, Jordi Lardín, ha roto su silencio en el diario SPORT, allí ha lamentado que se le intente cargar la responsabilidad de una gestión que no le corresponde, el de Esparraguera se muestra muy contento por el ascenso del filial, y tiene muy buenas palabras para David Gallego.

“Parece como que la gente esté aprovechando la supuesta situación económica para hacerme responsable de una gestión que no me toca. Los contratos que hacen superar el límite salarial vienen de compromisos pactados en la temporada 2016/2017 en la que, recuerdo, yo era responsable del fútbol base. Creo recordar que el presupuesto pasa de los 19/20 millones a más de 50. Esa gestión no es mía. Parece que Ángel Gómez no estaba muy de acuerdo con todo. Si es así, debió dimitir y que yo sepa no lo hizo“, asegura Jordi Lardín, lanzando un claro dardo a su antecesor en el cargo.

El de Esparraguera trata de explicar el por qué del cambio en la política de fichajes del verano pasado, cuando se pasas de nombres como Banega y Borja Valero a otros de un nivel mucho más bajo, “primero nos dan uno para poder reforzar la plantilla para la temporada 2017/2018 y hacemos una lista consensuada con el entrenador. Y cuando empieza el periodo de fichajes nos comunican que ese presupuesto no es correcto, que no tenemos ni un euro para fichar y que debemos vender para reforzarnos. ¿La lista es la de Albiol, Borja Valero, Banega y Mariano? Estos nombres eran, efectivamente, nuestras primeras opciones con el presupuesto inicial que nos habían dado… Cuando nos informan de la nueva situación, hacemos listas alternativas teniendo presente el estilo de juego del entrenador”, señala Lardín.

Jordi Lardín en un entrenamiento en la Dani Jarque. Foto: RCDE

El ex director deportivo deja bien claro en la entrevista que el visto bueno final a todos los fichajes lo dan tanto Chen Yansheng como Óscar Perarnau, pero Lardín siembra dudas sobre el por qué del cambio en el presupuesto, “pues que no se han concretado unas ventas que estaban previstas y que todo había sido un error… Hasta ahí puedo llegar“, afirma un enigmático Lardín.

El ex director deportivo asegura que él hubiera dejado ir a Quique en el mercado de invierno, incluso a coste cero, “cuando el presidente me pide mi opinión yo le transmito que no es aconsejable tener un entrenador a disgusto y soy partidario de dejarlo marchar aunque sea a coste cero. ¿Por qué? Porque a la larga puede ser perjudicial”, señala el de Esparraguera. En este sentido reconoce que alguien del club se vio con Javi Gracia, aunque no fue él.

Jordi Lardín también habla sobre su relación con el director general deportivo, Óscar Perarnau, “teníamos reuniones o conversaciones diarias. La relación fue siempre fluida, estábamos de acuerdo en muchas cosas. Diez días antes de mi cese me explican que el próximo año será complicado. Toca reducir el presupuesto. Yo les transmito que si ellos son valientes, yo lo soy. Defiendo que asciendan al entrenador del filial y a chicos del Espanyol B para la próxima temporada. Yo estaría encantado, les avancé.

El ex director deportivo asegura que se alegro mucho del ascenso del filial y tiente palabras de elogio para David Gallego, “es un buen entrenador y puede ser un gran entrenador, ya sabe lo que tiene que hacer”, afirma Lardín.

Dejar un comentario