El presidente de Laliga, Javier Tebas, se ha descolgado este pasado viernes con unas palabras que en el entorno espanyolista se han tomado como una amenaza, cuando aseguraba que en el supuesto caso de que la competición no se finalizara habría descensos.

La realidad, probablemente más que le pese al presidente de la patronal del fútbol no tiene la potestad absoluta en este asunto. En el caso de que la competición no se reanudara, sería una comisión formada por la Federación, por el Consejo Superior de Deportes y por Laliga la que tomaría las decisiones pertinentes en cuanto a descensos y otros menesteres de la clasificación, con el voto de calidad del presidente de la Federación, Luis Rubiales.

En este sentido el señor Tebas puede verbalizar todas las bravuconadas que considere oportunas pero no tiene potestad alguna para tomar decisiones sobre la clasificación final del campeonato y los derivados de la misma.

 

Dejar un comentario