El delantero del Espanyol, Javi Puado, que se encuentra cedido desde el pasado mercado de invierno en el Real Zaragoza, ha dado positivo por COVID-19. El atacante empezó a mostrar síntomas el pasado miércoles, fue trasladado a un centro hospitalario y dio positivo por coronavirus.

El periodo de cuarentena le obliga a estar un mínimo de 10 días y de dar dos negativos consecutivos en pruebas PCR, hace inviable su participación en el playoff si este empieza a disputarse la próxima semana, teniendo en cuenta que ese aislamiento empezó el 29 de julio y se puede extender hasta al menos el 10 de agosto. De este modo el canterano espanyolista podría haber dicho adiós a la temporada.

Dejar un comentario