Javi López ha ejercido de capitán una vez que ha acabado el partido del Camp Nou, donde se consolidaba el descenso a la Segunda División. El sevillano ha querido pedir perdón en reiteradas ocasiones a la hinchada blanquiazul con lágrimas en los ojos.

Pido disculpas a nuestra afición por lo que le estamos haciendo pasar. Esta temporada nada nos ha salido bien. Queremos darle las gracias, porque siempre han estado con nosotros. Volveremos más fuertes”, ha afirmado Javi López.

 “Somos los responsables de lo que ha sucedido. Que lo tengan muy claro que volveremos más fuertes, un perico nunca se rinde“, ha sentenciado el sevillano.

Dejar un comentario