El espanyolismo se suele decir que cala entre los que tienen la fortuna de probarlo, pero podemos asegurar a riesgo de no equivocarnos que nunca hemos encontrado una familia que se identifique tanto con el sentimiento blanquiazul como la de Diego López, y especialmente su mujer, Iria Otero.

La gallega colgó un mensaje en Twitter donde explicaba la experiencia que le había tocado vivir este pasado sábado en el aeropuerto de El Prat, y como ella demostró que su sentimiento no se explica, se siente. Gracias Iria!.

Dejar un comentario