El viernes nuestro eterno rival sufrió un enorme varapalo. 8-2 ante el Bayern de Múnich. Ayer el medio LCD nos daba la noticia de que la última vez que el Barça perdió por 6 o más goles fue hace 69 años, precisamente en un derbi ciudadano, en el recordado e inolvidable 6-0. Además este resultado constituye la mayor diferencia conseguida en un derbi, en este caso nosotros podemos decir que tenemos ese récord histórico.

Era el domingo 15 de abril de 1951, en la penúltima jornada de Liga, la 29 (por aquel entonces la Liga la componían solo 16 equipos). El Espanyol llegaba en 9º lugar y nuestros eternos rivales en 5º. Nuestra alineación era: Soler; Flotats, Parra; Celma, Diego, Grau, Veloy, Xirau; Marcet, Arcas, Egea. El entrenador era Juan José Nogués. Los goleadores fueron Grau en los minutos 15 y 30, Arcas en los minutos 28 y 88, Marcet en el 32 y Egea en el 48.

Hemos querido conversar con un veterano socio y seguidor perico, el Dr. Gerardo Vizmanos, médico pediatra. Él tuvo el privilegio de vivir ese partido en Sarrià y nos va a contar sus recuerdos y vivencias ese día y los posteriores.

  • Hola, Gerardo. ¿Que recuerdos tienes de aquel día?

Yo era seguidor perico. Iba a veces al fútbol a Tribuna con un amigo de mi padre, militar como él. El año 51 yo tenía 12 años. Comimos juntos y fuimos al partido. En aquella época como no había luz artificial los partidos empezaban a las 3 de la tarde. Como por aquel entonces era todo más familiar y menos controlado recuerdo que me pude sentar en primera fila de la Tribuna.

El entrenador del Barça, Daucik, cuñado de Kubala, quería utilizar la táctica del “fuera de juego” contra el Espanyol. Como ya sabemos consiste en adelantar la defensa al máximo para impedir el juego de ataque del contrario reduciendo el espacio y que éste no pueda salir con la pelota jugada. Recuerdo perfectamente como nuestro entrenador, Nogués, para contrarrestarlo, ordenó al equipo lanzar pelotas largas por encima de la defensa a nuestros delanteros, que eran muy rápidos. Así llegaron la mayoría de los goles. Fue apoteósico y un desastre para el Barça.

  • ¿Que jugadores recuerdas de aquella época?

Yo, a aquella edad, en la que los críos sentimos tanta pasión por nuestro equipo, me sabía las alineaciones de memoria. Por encima de todos recuerdo a Arcas, Parra y Marcet. Parra era un central muy seguro, muy técnico, muy limpio. Decían que era el más limpio del fútbol español. Fue el central más técnico que yo recuerde haber visto jugar. Marcet era toda técnica, muy vistoso, con buen control de balón, aunque le faltaba algo de garra y meter más la pierna. Arcas era toda lucha, pasión, velocidad y oportunismo. Era un especialista en meterle goles al Barça, sobre todo a Ramallets. Años más tarde recuerdo que le marcó el solito 4 goles a Ramallets en el Camp Nou en un partido de Copa.

  • Tú qué eres un gran aficionado, ¿qué diferencias ves entre aquel fútbol y el actual?

El fútbol actual es mejor que aquel en cuanto a técnica individual, aunque en aquel equipo del Espanyol había jugadores como Parra o Marcet que perfectamente podrían llegar al nivel técnico de hoy en día. En cambio en cuanto a lucha, garra y espíritu competitivo yo creo que en aquella época los jugadores superaban a los actuales. Todos salvo alguna excepción metían la pierna, la cabeza o lo que hiciera falta en cada jugada.

Foto del Espanyol de la temporada 50/51
  • Después del 6-0, ¿cómo fueron los días posteriores al partido en Barcelona?

Entre los amigos o en el colegio, nosotros los pericos, como ahora, éramos minoría, la “minoría selecta” como a mí me gusta definirnos. Imagínate como llegamos al colegio el lunes y como pasamos los días posteriores. Nos resarcimos de otras temporadas u otros partidos con el Barça. Además como la jornada siguiente acabó la Liga, nosotros nos salvamos y quedamos a media tabla y el Barça solo pudo quedar cuarto, ese clima de euforia por la aplastante victoria se alargó mucho más tiempo.

  • ¿Es el mejor derbi que has vivido?

Desde luego, de ese derbi me acordaré toda la vida como si lo estuviera viviendo ahora. Fue impactante e inolvidable. Si luego tengo que recordar otros derbis posteriores quizás la época de Santamaría, que ganamos en el Camp Nou o goleamos en Sarrià, o posteriormente en la época de Clemente como entrenador.

  • ¿Recuerdas algún detalle más de aquella época?

Si, era divertida la imagen del marcador. Era manual, nada que ver con los de ahora. Delante los goles del equipo visitante y después los del local.

  • Además en la imagen del marcador con el 0-6 hemos podido ver a un montón de gente encaramada en los costados de marcador. Que tiempos, ¿verdad, Gerardo? Que recuerdos.

Si. Aquel derbi, como te decía antes, por la edad que tenía y por la intensidad con que lo viví no se me borrará nunca de la memoria. Lo recuerdo como si lo estuviera viviendo ahora mismo…

Muchas gracias por compartir tus recuerdos con nosotros. ¡Que afortunado fuiste! Ojalá en el futuro podamos vivir algo parecido…

Dejar un comentario