El binomio radio-fútbol forma parte de lo más sagrado de nuestras vidas. Pertenezco a una generación que ha maridado tan particular mezcla como uno de los grandes placeres de nuestra existencia.

El maestro José María García nos acostumbró a ver los partidos a través de la televisión y escucharlos por la radio. Fútbol y radio eran  inseparables compañeros de viaje. El aparato de radio, el mítico transistor, se convirtió en utensilio imprescindible cuando emprendíamos el camino de Sarrià. Tarde de fútbol, radio y bocadillo. Para los más mayores, con el plus de la Faria y la copita de Soberano, aquel brandy, de González Byass,  que se publicitaba con el contundente lema de “Soberano es cosa de hombres” Casi nada al aparato…

Tardes de victorias, de goles de Rafa Marañón o Roberto Martínez. De asistencias mágicas que partían de las botas del finísimo Dani Solsona o de José María, aquel divino calvo asturiano, con una zurda de oro, que fue mi primer ídolo de infancia. Un Espanyol que acarició el título de liga en la temporada 72-73, tras ganar el derby de la ciudad en el Camp Nou, gracias al penalty transformado por el inolvidable Jesús Glaría. El equipo salió líder del estadio azulgrana. El Mundo Deportivo tituló EN PORTADA, sí, sí, han leído bien, EN PORTADA:  “El Español, nuevo líder” para apostillar “los colores de la fiesta fueron blanquiazules”

Recuerdo que disfruté, tan histórico derby,  a través de la narración del recordado y querido Agustín Rodríguez, referente en las ondas de Radio Juventud de Barcelona. Agustín fue uno de los primeros locutores que me inoculó el venenillo de la radio, en plena adolescencia,  y  a quién luego tuve la enorme fortuna de conocer y tratar como un extraordinario compañero y amigo.

La radio lo ha sido todo para mí. Trabajar al lado de auténticos comunicadores,  como José María García, Luis del Olmo, Fernando Rodrígez Madero, Joaquín Prat, Agustín Castellote, Paco García Caridad o Fernando Borderías, entre otros, me ha curtido y señalado el camino más honesto de la profesión. He intentado seguir su ejemplo, captando la gran capacidad periodística de cada uno de ellos. Esas premisas me han allanado, casi siempre, el complicado y variopinto terreno de la información.

El pasado 14 de septiembre iniciamos una etapa de una tremenda ilusión. Un nuevo proyecto que nació desde la estima al RCDE y con la magia de la radio como mejor aliado. Nació “Pericos a Radio Marca” un espacio diario dedicado al club blanquiazul. Con información, opinión, debate, protagonistas y  fino sentido del humor. Gracias a nuestra estrecha colaboración con VOZ PERICA, el espacio adquiere una dimensión extraordinaria, para  llegar y conectar con el corazón del numeroso pueblo perico. Todo ello, complementado, con la narración de los partidos del primer equipo, en esta etapa transitoria en segunda división.

En España se hace muy buena radio deportiva, posiblemente la mejor del mundo. Los aficionados pericos teneis la fortuna de poder contar y elegir entre extraordinarios productos radiofónicos. Hay tiempo y espacio para todos. Un gran detalle, uno más,  de la riqueza y pluralidad de club.

Mi mayor deseo se centra en seguir encontrándonos por nuestras benditas ondas radiofónicas, que las nuevas generaciones sigan conectando con la magia y la liturgia de la radio y que la temporada próxima, de nuevo en primera división, sigamos cantando las glorias de una entidad con 120 años de historia y con una fuerza social y deportiva de un impacto de primer nivel.  Os espero!

Dejar un comentario