A poco menos de 48 horas para el partido del próximo sábado en el Bernabéu, Esteban Granero muestra su optimismo sobre las posibilidades que puede tener el equipo de conseguir un resultado positivo tras la derrota de la pasada semana ante Osasuna.

El centrocampista madrileño asume que el equipo está capacitado para corregir la mala clasificación actual y asegura que “soy optimista. Creo en este grupo, en el cuerpo técnico, en mis compañeros y en el trabajo que se hace cada día. Se nos ha planteado ahora un reto diferente al que teníamos en el verano, pero estamos preparados para superarlo. Mi optimismo es alto y mi confianza en el grupo, grande. En los partidos es donde mostraremos todas estas palabras que hemos ido diciendo”.

Asegura estar de acuerdo con todo lo que el vestuario ha comentado “sobre autocrítica y autoexigencia” y recuerda que “podemos esperar que el R. Madrid sea el de siempre, con un gran nivel, con los mejores jugadores del mundo y con pocas debilidades, pero se le puede ganar y vamos a intentarlo. Estamos convencidos de que se puede hacer, siempre que lo hagamos todo muy bien”.

Reconoce que “el partido ante Osasuna requiere un análisis más complejo”, pero no tiene dudas en apuntar que “creo que no va a volver a pasar y el equipo está preparado para dar un rendimiento mejor el sábado y en los partidos que vienen”.

Asegura que los jugadores afrontan este próximo partido “con toda la ilusión porque tiene tres puntos en juego. Hemos ganado a equipos de un nivel superior al nuestro. ¿Qué tenemos que hacer? Pues muchas cosas. Lo primero, dar nuestra mejor versión, en concentración, mentalidad y acierto. Y después, no dudar. Confiar en nuestras posibilidades y competir como hemos hecho otras veces”.

Apunta que el mensaje que lanzó el técnico, justo al acabar el partido ante el Osasuna, “es crítico, autocrítico y va dirigido a todos. Yo no fui convocado y me siento tan responsable como cualquiera de mis compañeros. Sus palabras nos han de servir como estímulo para entrenar bien e ir más convencidos al próximo partido. La comunión con el cuerpo técnico es muy grande”.

Dejar un comentario