Llega uno de los partidos más esperados de la temporada: el derbi por antonomasia. El Juvenil A del RCD Espanyol de Barcelona recibe al FC Barcelona (Ciudad Deportiva Dani Jarque, 18h) en un buen momento de los blanquiazules, que se han asentado en la segunda posición de la clasificación aunque las diferencias entre los tres primeros siguen siendo mínimas. Si bien se trata de un partido especial, como apunta el técnico espanyolista, Luis Blanco, no dejan de ser tres puntos más: “No es un partido definitivo; sí importante”.

Está claro que es un partido especial, diferente… No vamos a engañarnos. Es de los que tienes marcados en rojo cuando empieza la temporada. Es el máximo rival deportivo y siempre hace ilusión ganarlo”, resume Luis Blanco. Del partido se derivan factores difíciles de controlar, pero que también juegan un papel importante: “El estado emocional varia y hay que intentar controlar esas emociones porque pueden ser importantes. Son tres puntos que pueden influir en la clasificación: no va a marcar toda la temporada, pero sí es importante”.

Dejar un comentario