El Espanyol llegaba a Balaídos muy necesitado, sobre todo en mejorar la mala imagen que ofreció ante la Real Sociedad. David Gallego movió el equipo y dio entrada a Pedrosa en el lugar de Granero. Sergi Darder volvió al banquillo, y en el eje de la defensa dio entrada a Naldo en el lugar de Lluís López, también recuperó el lateral derecho Javi López.

Los gallegos salieron mandando en el partido, los nuestros esperaban atrás y salir a la contra. Al cuarto de hora llegó la primera gran ocasión del choque, excelente centro de Olaza y remate de cabeza franco de Santi Mina que se va fuera por muy poco, primer aviso serio de los celtiñas. El Espanyol trataba de equilibrar un poco el partido con transiciones largas pero sin llevar ningún peligro a la portería de Rubén Blanco.

Víctor Sánchez fue de lo mejor del Espanyol en la primera parte

En el 26 de juego los gallegos volvieron a la carga y tuvieron otra clara ocasión de gol, esta vez a disparo de Rafinha desde la frontal que se fue lamiendo el palo izquierdo de Diego López. El partido cayó de ritmo a partir de la media hora de juego, y llegaban imprecisiones por ambos bandos. El partido era bastante flojo. En el 39 de partido fue providencial la actuación de Diego López evitando el gol a disparo desde dentro del área pequeña de Hugo Mallo. De ahí al descanso.

Tras la reanudación llegaron las buenas noticias en clave perica, en el 48 de juego balón al área que aguanta de forma excelente Calleri que cede a Pedrosa que desde dentro del área fusila a Rubén Blanco para poner el primero del partido. En el 54 volvió a tener Pedrosa una clara ocasión de gol, se revolvió dentro del área muy bien pero su remate lo detuvo el meta celtiña.

En el 63 de juego llegaba el primer cambio en el Espanyol, Pipa, que debutaba en esta Liga entraba en lugar de Wu Lei. En el 66 tuvo una buena ocasión el Celta, en las botas de Iago Aspas, pero su disparo se fue lamiendo el poste izquierdo de Diego López. En el 76 segundo cambio perico, David López sustituía a un combativo Vargas. Los de Gallego se defendían como podían, dejando como estilete a un inmenso Jonathan Calleri, que jugó su mejor partido como espanyolista.

En el 86 de juego llegaba el último cambio del partido en las filas pericas, Sergi Darder entraba por Marc Roca, que se vació durante todo el partido. Pipa tuvo la sentencia en el 89 de partido, en una buena contra llevada por Darder, pero el disparo del canterano perico lo sacó Rubén Blanco, lástima porque era la sentencia.

En el descuento llegó el jarro de agua fría, centro de Hugo Mallo y remate de cabeza de Santi Mina que se metía ne la portería perica, un final cruel, pero podríamos decir que no fue injusto. El equipo fue más sólido que en otras ocasiones, pero el reparto de puntos es los más justo.

Ficha técnica:

Celta de Vigo: Rubén; Hugo Mallo, Aidoo, Araujo, Olaza; Lobotka, Beltrán, Rafinha, Denis Suárez; Santi Mina y Iago Aspas.

Espanyol: Diego López; Javi López, Naldo, Calero, Dídac Vilà; Marc Roca, Víctor Sánchez, Pedrosa, Wu Lei; Matías Vargas y Calleri.

Dejar un comentario