El Espanyol cerró ayer en Granada la tercera mejor puntuación en los últimos 20 años. 56 puntos que lo han llevado hasta la octava posición de la tabla. Insuficiente para ir a Europa, pero cifras más que aceptables para lograr el objetivo que el conjunto blanquiazul se había marcado en este tramo final de temporada: ser octavos.

El Alavés visitaba una semana antes de la final de Copa del Rey ante el Barça, un Leganés eufórico por su reciente permanencia en primera. El equipo de Pellegrino se adelantó en el marcador con el gol de Nenad Krsticic. Cuando todo parecía apuntar a que el Espanyol debía conformarse con la novena plaza, apareció Timor con un tiro potente desde media distancia para firmar el empate en Butarque y consolidar la octava posición para el Espanyol. Por otro lado, el Eibar solo le vale ganar a un Barça que se juega mañana la liga en el Camp Nou. El empate también le sirve al conjunto perico. La octava plaza cada vez más cerca.

Empiezan las vacaciones

El Espanyol tras la victoria conseguida en Los Cármenes inició el sábado su último entrenamiento antes de empezar las vacaciones. Se espera que los jugadores vuelvan el próximo 10 de julio a Sant Adrià para iniciar una nueva pretemporada más que ilusionante. Los futbolistas blanquiazules se han despedido este sábado en el estadio de Cornellá el Prat. Hoy por la mañana algunos jugadores acudirán a la Ciudad Deportiva para acabar de recoger sus cosas, pero en ningún caso habrá entrenamiento.

Dejar un comentario