Ayer por la tarde os contábamos el interés que Raúl de Tomás había despertado en el Sevilla Fútbol Club, así al menos lo apuntaban las informaciones que llegaban desde la capital andaluza, pero el Espanyol no está dispuesto a regalar a su delantero estrella al cual aspira a retener para volver a la Primera División.

Desde las oficinas del RCDE Stadium lanzaron ayer un mensaje muy claro, el que quiera a Raúl de Tomás deberá abonar los 60 millones de su cláusula de rescisión. El club espanyolista no está dispuesto a negociar la salida de un jugador por el que pagaron el pasado mes de enero algo más de 22 millones de euros.

El club tendría otros jugadores como prioridad para hacer caja, aunque el mercado continúa muy parado a estas alturas y no parece que vaya a ser sencillo cerrar alguna salida en los días que quedan de mercado. Cabe recordar que el Espanyol necesita que salga algún jugador antes del día 5 de octubre para poder inscribir al último fichaje, Keidi Bare.

Hola, perico. Si eres un seguidor apasionado. Si te gusta estar informado de la actualidad blanquiazul. Si quieres recibir noticias del Espanyol al instante en tu WhatsApp. Voz Perica te las ofrece sin coste alguno. Pincha en este enlace

Dejar un comentario