El Espanyol llegaba al partido ante el Leganés como pocas cosas en juego, básicamente pelear por no acabar como colista Laliga. Para este partido Rufete llevó a cabo cuatro cambios respecto a San Sebastián. Dando entrada en los laterales a Javi López y Adrián Pedrosa en los laterales, en lugar de Víctor Gómez y Dídac. También dio entrada a Darder por Melendo y a Wu Lei por Nico Melamed.

El partido se inicio con muchas imprecisiones en el centro del campo, los nuestros controlaban algo más el juego pero sin peligro sobre la portería de Cuéllar. No pasaba absolutamente nada en el RCDE Stadium, el partido era soporífero. En los primeros 20 minutos apenas un remate de cabeza de Bernardo fue todo el bagaje ofensivo de los pericos en el partido.

Los primeros cuarenta y cinco minutos fueron infumables, sin ninguna ocasión clara de gol y con dos equipos que dejaban más que claro el por qué de su posición en Laliga y el por qué iban a acabar en la Segunda División.

David López en un lance de una primera parte para olvidar

Nada más reanudarse el partido se anuló un gol a Embarba por fuera de juego más que discutible, pero el VAR no intervino en esta acción porque el linier levantó el banderín. En el 53 de partido llegaría el primer gol y fue obra del Leganés que anotaba gracias a un buen tanto de Jonathan Silva.

En el 63 Rufete movía por primera vez el banquillo, daba entrada a Calleri y Vargas por Wu Lei y Adrián Pedrosa. El alicantino necesitaba agitar el partido. En el 70 de juego entraba Melendo por Embarba. El Espanyol era incapaz de acercarse con algo de peligro a la portería de Cuéllar, una desesperación más de partido de los nuestros.

En el 87 el Espanyol se quedaba con un jugador menos por expulsión de Jonathan Calleri por protestar, el argentino decidió borrarse del partido y del derbi del próximo miércoles ante el Barça en el Camp Nou. En el 89 Víctor Campuzano entraba por Javi López.

El Espanyol caía contra el Leganés y con toda probabilidad descenderá el miércoles en el Camp Nou, lo que será sin duda la guinda de una temporada que ha avergonzado a la hinchada perica.

Dejar un comentario