El Espanyol afronta este jueves un partido importante en Europa League contra el CSKA de Moscú, los de Gallego necesitan un buen resultado en primer lugar para salir reforzados y en segundo lugar para ratificar el puesto del entrenador. La derrota del pasado domingo ante el Real Valladolid hizo explotar a la grada espanyolista, y si bien es cierto sonaron tambores de relevo en el banquillo enseguida el club lo desmintió.

Al día siguiente Joan Capdevila, nuevo portavoz del club para temas deportivos, mostró el apoyo de la entidad a David Gallego. En el fútbol siempre se ha dicho que la ratificación de un entrenador es el paso previo al despido, vaya por delante que esperamos que el equipo sume esta semana dos triunfos y el futuro del míster siga ligado al banquillo perico.

Pero no podemos huir de la realidad y la dirección deportiva trabaja con sigilo en la búsqueda de una solución en caso de que el equipo no logre reaccionar, y dos son los nombres que tienen ventaja sobre cualquier otro, Javi Gracia, que ha sido despedido hace unas semanas del Watford y Francisco, que se encuentra sin equipo después de hacer una muy buena temporada con la SD Huesca, pese a que no pudo evitar el descenso. Ambos nombres gustan mucho en la dirección deportiva y estarían en los puestos de salida en caso de que se emprenda el camino de la destitución de Gallego.

Dejar un comentario