La noche del sábado fue muy especial para la afición espanyolista, en primer lugar porque sumamos un punto ante el eterno rival, en segundo lugar porque vivimos un derbi apasionante, como los de antes y en tercer lugar porque notamos ese “clic” que veníamos buscando toda la temporada para cambiar nuestra suerte en un curso que estaba siendo muy complicado

El derbi tiene que ser ese punto de inflexión que todo lo cambie, sobre todo el estado anímico de plantilla y afición. Que gran ambiente vivimos en las gradas, debemos concienciarnos todos de lo importante que es ir al estadio, de lo bonito que es ver el RCDE Stadium con más de 30.000 pericos, es vital para el equipo y será esencial para lograr la salvación de aquí al final de temporada.

Pericos, los datos nos dicen que nadie ha logrado salvarse del descenso cuando ha sumado menos de 12 puntos en la primera vuelta, que reto más apasionante se nos presenta por delante, vamos a hacer historia!. La grada perica estalló al unisono cuando finalizó el partido contra el Barça en un contundente ¡SI SE PUEDE! y nosotros nos sumamos con energía al mismo, como no podía ser de otra manera.

Dejar un comentario