Este martes se cumple una semana de la rueda de prensa que llevaron a cabo José María Durán, Rufete y Mao en la que desgranaron las propuestas de futuro que tenían planeadas para el Espanyol. Más atrás quedan las palabras de Rufete en la semana que acababa Laliga cuando nos repetía hasta la extenuación que una vez que finalizará Laliga que nos llevó a Segunda División se tomarían decisiones de forma muy rápida.

La realidad nos dice todo lo contrario, a 28 de julio el Espanyol continúa sin entrenador, al menos de manera oficial, y además nos encontramos inmersos en un absoluto vacío comunicativo. Sin ir más lejos ayer se anunció de forma oficial el fichaje de Rubén Casado como entrenador del femenino y a estas horas el club todavía valora si hacer una presentación pública.

Por cierto, la llegada de Casado, un hombre de la casa y sin experiencia alguna en el fútbol femenino es cuanto menos sorprendente. Y nos asalta la pregunta de si hacía falta esperar tanto para anunciar a un entrenador que tenías en la casa? Le deseamos toda la suerte del mundo al nuevo entrenador, pero su nombramiento despierta dudas, creemos que más que fundadas.

La afición perica se encuentra deseosa de noticias, en cuanto al banquillo, al equipo y a la ilusión de una nueva temporada, por el momento todo es gris, tirando a negro y no parecen los mejores mimbres para construir el cesto de vital ascenso a la Primera División. Doctores tiene la iglesias, pero en Voz Perica estamos cuanto menos sorprendidos ante la parálisis que se vive en el club.

Dejar un comentario