El pasado martes en Voz Perica dedicábamos nuestro editorial a analizar el mercado de verano, como ya afirmamos en el mismo creemos que al equipo le ha faltado la llegada de un goleador de mayor renombre para suplir la baja del “panda”, consideramos que su venta al Real Betis Balompié fue una buena operación económica pero quizás perdimos la oportunidad de dar un puñetazo encima de la mesa ante el fútbol español.

De todas maneras todo ello forma parte del pasado esta es la plantilla que se ha configurado y con ellos toca ir a muerte, apoyarlos en los momentos complicados del campeonato que vamos a atravesar (de hecho estamos metidos de pleno en uno de ellos) y disfrutar cuando el viento vuelva a soplar a favor, que estamos seguros que será muy pronto.

Estamos en un momento muy importante de nuestro club y todos debemos remar en la misma dirección, es responsabilidad de todos los pericos hacer crecer nuestro Espanyol, los cimientos se están poniendo y tenemos un sinfín de cosas positivas a lo que acogernos para ello. Fortalecimiento de la entidad, apuesta económica de Chen Yansheng al cual nunca podremos agradecerle lo suficiente su apuesta por nuestro club, apuesta tecnológica con unas redes sociales potentes, apertura de la anhelada tienda en el corazón de Barcelona. En definitiva muchos imputs positivos.

En cuanto al plano deportivo que es el que más nos inquieta a todos ahora, debemos ser positivos, y sobre todo respetuosos con el trabajo que se está realizando. Somos de los convencidos que después del parón liguero el equipo recargara pilas y asimilara en mayor medida lo que quiere Gallego implantar como esquema de juego. En Ipurua seguro veremos a un equipo más fresco y sobre todo más acoplado a la manera de jugar del técnico, en tierras vascas toca sumar la primera victoria del curso en Liga, estamos convencidos que así será.

Ahora toca apoyar al equipo, al técnico y empezar a sumar puntos que nos darán la confianza necesaria para disfrutar de una gran temporada, donde después de 12 años volvemos a competir en Europa. Que no decaiga!.

Dejar un comentario