Este domingo había más de 3.000 pericos en las gradas de la Cerámica, y entre ellos uno de muy especial, David Gallego.

El primer entrenador de la temporada, ha vuelto a demostrar que es es uno de los nuestros y ha animado al Espanyol como un perico más, junto a su hijo, que lucía con orgullo una bufanda de nuestro equipo al cuello. Que detalle, David. Que el futuro te devuelva todo lo que mereces.

David Gallego en la grada del estadio de la Cerámica

 

 

Dejar un comentario