Este sábado os traemos una interesante charla con uno de los pericos más reconocidos en todo el mundo, el publicista Toni Segarra. Mejor creativo del Siglo XX. Top 100 en Creative Minds y una de las 25 personas más influyentes del mundo según la revista Forbes y 39 leones en Cannes, resumen la trayectoria de este espanyolista, poco más que añadir. Os dejamos sus reflexiones en clave blanquiazul.

  • ¿De dónde viene tú sentimiento perico?

De mi padre, ya me lo encontré hecho. No tenía más remedio, a veces digo que es como una maldición (risas) sobre todo en años como este, pero bueno en todos lo años se sufre aunque no quieras.

  • ¿Cuál es tu mejor recuerdo como espanyolista?

Recuerdo con mucho cariño la etapa de Valverde, es la última vez que he tenido la sensación que jugamos bien al fútbol, con Rubi también tuve esa sensación pero se acabó demasiado pronto.

También recuerdo mucho mi época de infantil con Jeremías a José María, la eclosión de Solsona. Eran épocas buenas que acabábamos segundos o terceros.

  • ¿Qué momento borrarías de tu memoria perica?

Te diría este año, porque ha sido tan evidente que hemos sido los peores que uno ya se lo esperaba. Con el COVID-19 ha sido todo muy raro y creo que además no hemos tenido tiempo de sentir el drama que supone bajar a Segunda División.

  • ¿Por qué desciende el Espanyol después de tantos años?

Primero porque ya tocaba, llevábamos muchos años rozando la posibilidad. Esto del fútbol es un estado de ánimo y no ha sido adecuado. La falta de un delantero, lo que quieras, pero al final creo que ha sido una causa anímica, el equipo no se lo ha creído y ha tenido miedo.

  • ¿Cuál sería la mejor campaña de publicidad que puede hacer el Espanyol?

Lo he pensado muchas veces y siempre he llegado a la misma conclusión: la mejor campaña es ganar partidos y jugar bien. Además debemos tener una idea reconocible e ilusionante. En el fondo tenemos que buscar una identidad.

Un producto como es un equipo de fútbol que está todos los días en la televisión y en la boca de la gente no necesita mucha publicidad.

  • ¿Crees que al club le falta identidad?

Creo que sí. En los últimos años se ha intentado recuperar de forma muy tímida. Esa idea de club de cantera, de ser un equipo modesto pero que lucha y pelea, pero no acaba de funcionar, no acaba de imponerse con la rotundidad que lo ha hecho en clubes como el Athletic Club. Nos falta creernos que somos de una manera determinada.

  • ¿Crees que vivimos demasiado obsesionados con el Barça?

No tengo la menor duda. Hablando de Glasgow, recuerdo que aquel año el Barça no ganó nada y el año que podíamos ser mejores que ellos, porque no habían ganado nadao, lo primero que gritamos en el campo fue “Puta Barça”, me molestó enormemente.

Nuestro problema al igual que el del Barça es que vivimos muy pendiente de otro, el Madrid en este caso también ignora al Barça. Eso al final es falta de identidad.

  • ¿Crees que deberíamos reforzar nuestros lazos con Barcelona?

Sobre todo somos Barcelona, una ciudad cosmopolita, grande. Es absurdo que una ciudad así sólo pueda tener un equipo grande, es un poco la anomalía de Barcelona.

Es la oportunidad que vio Chen y vio todo el mundo. Lo que hace falta es tener una identidad, que está muy clara. El problema es que cada que la pelota no entra rompemos esa identidad o creamos una nueva y eso confunde a la gente.

  • ¿El lema de la maravillosa minoría lo consideras positivo o negativo?

En su día me gustó, la verdad. Representaba bien aquella idea de aldea gala, pero es verdad que minoría se refiere que hay una mayoría, o sea que se refiere demasiado al Barça de alguna manera. Debemos olvidar la pequeñez, uno se siente pequeño porque lo repite muchas veces, y con creo que el Espanyol sea pequeño.

  • ¿Cómo ves el momento actual del Espanyol como club?

He decidido ser optimista en la vida, ya estamos en Segunda y trató de verlo como una magnífica oportunidad, tenemos la oportunidad de reconstruir los cimientos. La Segunda para muchos equipos en los últimos años ha sido una oportunidad para llevar a cabo una reconversión.

Me ilusiona Vicente Moreno, lo primero que ha dicho suena bien, y su currículum suena bien. Además José María Durán tiene una cabeza bien organizada y tiene liderazgo. La duda sobre Rufete creo que la tenemos todos, pero vamos a confiar.

Dejar un comentario