Este domingo os traemos una nueva charla perica, en esta ocasión con Alfonso Gili, abogado en ejercicio además de profesor en la facultad de Derecho de Esade, en el Máster de acceso a la abogacía de la Universidad Pompeu Fabra y en el Colegio de Abogados de Barcelona. Un perico de pies a cabeza y socio del Espanyol desde 1987.

  • ¿Dónde nace tu sentimiento perico?

Con 13 o 14 años yo seguía los partidos por la televisión, las clasificaciones, los cromos, lo propio de la edad, pero en mi casa no había tradición futbolera, pero no tenía un club sobre el que descansará toda mi pasión. Con un amigo conseguíamos colarnos, un día al campo del Barça y otro al del Espanyol.

Poco a poco me fue atrayendo el Espanyol, lo típico, el entorno de mi clase era todo culé, pero yo no me sentía identificado. En cambio cuando iba a Sarriá la verdad es me atrajo mucho, el ambiente y una cosa un poco absurda, que la gente conociera a los jugadores, entonces como ahora sólo se hablaba del Barça. Se complicó lo de entrar sin pagar al campo, con mis recursos me saqué mi carnet del Espanyol, habló del 86.

  • ¿Cuál es tu mejor recuerdo como perico?

La UEFA del 88. Ya viene también del año anterior, la 87 con Clemente fue un temporadón y la siguiente ya fue alucinante, inolvidable, irrepetible. El gran ambiente que se generó en la ciudad, todo el mundo seguía al Espanyol con independencia de sus colores. Las noches de UEFA fueron únicas.

  • ¿Y el peor?

La final de Leverkusen. Pasamos de estar en el cielo al drama absoluto. Ha sido la única vez que he llorado por el Espanyol, no la propia noche, pero al día siguiente al ver el Telediario se me caían las lágrimas, con el pasó de los días seguí llorando. Fue lo peor de largo, fue horrible. Lo recuerdo como un dolor muy intenso.

  • ¿Qué jugador del Espanyol te ha marcado más?

Me han marcado varios. Lauridsen, N’Kono y Job, un lateral de larga zancada que subía muy bien la banda. Una cosa que siempre le critico a Clemente es que tapase la figura de Job con otro lateral que trajo el que era Urquiaga, yo no entendía como le podía quitar el puesto a Job.

Luego más adelante Tamudo es un jugador clave para los pericos, era el orgullo de todos los pericos. Me dolió su final, se tenía que haber hecho de otra manera, el seguidor que está ajeno a lo que pudiera pasar dentro no teníamos que haber pasado por lo que pasamos viendo a Tamudo una temporada en la grada, no se tuvo que gestionar así. Los ídolos no pueden salir de esta manera.¿Te ha sido muy complicado transmitirle a tus hijos tu pasión perica?

  • ¿Te ha resultado muy complicado transmitirle a tus hijos tu pasión perica?

En absoluto. Tengo dos hijos, una niña que va cumplir 7 y un niño que va a cumplir 9. A la niña no le interesa el fútbol, pero el niño me acompaña al campo, muchas veces es el quien me estira ir, aunque reconozco que no me cuesta nada ir, vamos siempre. Es un perico que lo disfruta y lo sufre, es una gozada ir al fútbol con los hijos.

Poder compartir algo que me apasiona tanto, el poder compartir con él mi pasión por el Espanyol es fantástico, muchas veces lo vivía en soledad porque en casa nadie me acompañaba.

Alfonso Gili disfrutando con su hijo del pase a la Europa League logrado ante la Real Sociedad
  • ¿Qué significa para ti el Espanyol?

Una parte de mi vida. Es algo más que una afición, yo no soy muy futbolero, yo soy del Espanyol. Forma parte de mis preocupacioines, en una parte de mi corazón está el Espanyol. No puedo renunciar a ella, no se puede explicar con palabras. Es como una adicción muy sana.

  • ¿Confías en que podamos volver a Primera División en el primer intentó?

Estoy convencido, no sólo por plantilla y presupuesto, que estamos obligados. Pero sobre todo estoy convencido por el entrenador, va a hacer un buen trabajo, lo veo un entrenador normal. Vicente Moreno pone a cada jugador en su sitio, le sacará buen rendimiento a todos los jugadores.

A los pesimistas que ya lo veían negro después del partido del Mallorca que se relajen, quizás va a ser más fácil de lo que pensamos, será largo por la longitud del campeonato. Nos falta chispa en la zona de creación y considero que nos falta un delantero, la temporada es muy larga. Si logramos mantener a Raúl de Tomás, confío plenamente, pero necesitamos un sustituto.

Tengo ganas de disfrutar la Segunda División, la pena es que no podamos ir al campo, todos tenemos muchas ganas de volver al estadio. Guardo un recuerdo muy bueno del último año que estuvimos en Segunda, aquella temporada la disfruté un montón.

Hola, perico. Si eres un seguidor apasionado. Si te gusta estar informado de la actualidad blanquiazul. Si quieres recibir noticias del Espanyol al instante en tu WhatsApp. Voz Perica te las ofrece sin coste alguno. Pincha en este enlace

Dejar un comentario