Álvaro González tiene 30 años. Nacido en Potes (Cantabria). Ha jugado 233 partidos en La liga española. De ellos 72 con el Espanyol, 36 en la liga 2014-15 y 36 en la liga 15-16. Hay que añadirle 8 de copa del Rey entre las dos temporadas. Total, 80 partidos oficiales. Se ganó la titularidad con su trabajo y sacrificio a pesar de contar con competidores de alto nivel. Nunca fue expulsado con nosotros a pesar de ser central. En nuestro vestuario convivió con Caicedo, Bailly, Ciani, Diop o Mamadou, todos ellos jugadores negros. Tuvimos que traspasarlo por la penuria económica del club en aquellos momentos. Cuando salió del club publicó una emotiva carta en la que se declaraba perico para siempre. Lució el brazalete de capitán en varios partidos. Jugó contra jugadores de todas las razas. Antes, en el Racing o el Zaragoza, posteriormente el Villarreal y ahora el Olimpique de Marsella. Siempre se ha caracterizado por ser un buen profesional, central duro y expeditivo como los de antes, luchador, entregado, sacrificado. Nada polémico, nunca en el ojo del huracán salvo una provocación de Messi de la que tuvo que defenderse cuando jugaba con nosotros. Pero es un jugador honrado, que no le gusta que le vacilen o le chuleen, sobretodo las estrellas mimadas del mundo del fútbol. Un cántabro noble y que va de cara.

Nosotros estamos absolutamente en contra de cualquier comportamiento racista. Idolatramos como todos los pericos a exjugadores nuestros como N’Kono o Kameni. Creemos que las actitudes racistas, todas, deben ser castigadas. Da igual el color de tu piel, todos los seres humanos somos iguales. El Homo Sapiens blanco que habita ahora en Europa hace 35000 años era negro. Nosotros somos africanos. Ese es nuestro origen. Por eso y por otros muchos motivos cualquier comportamiento racista es absurdo.

No sabemos que le dijo Álvaro, nuestro Álvaro, a Neymar. En las imágenes se aprecia como Di María le escupe, como Neymar le insulta, le persigue, le provoca, le empuja, le pega una colleja y Álvaro aguanta estoicamente. No se aprecian insultos. Recuerdo el incidente con Messi. También le provocó. Le escupió a los pies. Se quejó de que le hizo una falta. Álvaro al final le dijo: “Que quieres, que te deje pasar?”. Le explicó que por altura, al ser Messi bajo, chocaron. Y Messi actuó con enorme despreció y soberbia: “Eres malo”. Le dijo. Eso tiene que doler. Es humillante. Pero Álvaro sonrió. Y posteriormente en declaraciones quitó hierro y socarronamente dijo que seguramente Messi tenía razón.

Por eso, por su trayectoria, por sus actitudes previas, estamos seguros de que álvaro no es racista. Evidentemente tiene que aclararse la situación. Confiamos en que si Álvaro dijo algo que no tenía que decir, sea castigado. Pero no nos gustan las cazas de brujas, no nos gusta la soberbia, las actitudes despóticas, utilizar tu fama para atacar y humillar al adversario como aquella vez hizo Messi y ahora Neymar. Álvaro siempre va a tener el estigma de jugador racista. De hecho en Wikipedia ya se afirma en su trayectoria: “Es racista”. Sin derecho a réplica, sin haberse podido defender. Tremenda injusticia. Para siempre sea verdad o mentira.

Por eso, por lo que nos diste, por tu compromiso y profesionalidad, porque siempre fuiste de cara, por el amor y respeto que mostraste a nuestro escudo y nuestros colores y porque además fuiste nuestro capitán, Álvaro, estamos contigo. Honor y gloria a los nuestros. Uno di noi.

Pincha en el enlace para ver lo sucedido entre Álvaro González y Neymar

Pincha en el enlace para recordar lo sucedido entre Álvaro González y Messi

Emotiva carta de despedida de Álvaro González del Espanyol

Dejar un comentario